Tengo un libro de panadería relativamente bueno porque las recetas producen buenos resultados, aunque malo porque las cantidades en proporción(ratios)de varias recetas se exceden en cantidades, quien no haya horneado antes o no tenga ya experiencia haciendo diversas masas de pan, basándose en las receta del libro obtendría algunos malos resultados. Aunque yo horneo a menudo pizza y otros panes, le he encontrado el truco al libro y lo he equilibrado de acuerdo a la consistencia que me da la masa de la pizza(mas agua= mas esponjoso, mas harina= mas denso).

  • 460 gramos de harina para pan
  • 7 gramos de sal
  • una cucharada sopera de aceite vegetal
  • 5 gramos de levadura de acción rápida
  • 3 gramos de azúcar
  • una taza de agua tibia a 105-110 grados Farenheit

En un contenedor de preferencia aluminio o vidrio, mezclar la levadura en polvo con el azúcar y un poco de agua tibia. Revolverlo bien hasta que se disuelva toda la levadura en el agua y taparlo con plástico por 15 minutos a que se esponje la mezcla.

 

Recuerden no exceder la temperatura del agua con la que se mezcla la levadura a mas de 120 grados porque entonces la levadura comienza a morir.

En un bowl mezclar la harina, sal y aceite, revolver bien. Ya que han pasado los 15 minutos de la mezcla de la levadura, incorporar a la mezcla de la harina junto con el agua tibia hasta que se tiene la masa bien formada. Si la masa esta muy dura agregar mas agua de a cucharada sopera para no exceder, si se excedió de agua, hacer lo contrario, agregar una cucharada de harina hasta darle la consistencia ideal.

 

Dejar fermentar en el bowl previamente engrasado y taparlo por 2 horas con plástico a que levante la masa.

5 a 10 minutos antes de que terminen las 2 horas de leudado de la masa, encender el horno a 500 grados F.

 

Hacer entre 6 y 8 masas del mismo tamaño con la masa ya fermentada, aplanar las masas en una superficie plana bien enharinada y ya aplanadas ponerlas en su piedra para hornear o charola.

 

Meterlas al horno por 3 minutos aproximadamente y sacarlas cuando están esponjadas.

No dejar que las masas queden muy doradas porque entonces el pan quedara muy crujiente y se trata de que quede suave. Dejarlas enfriar y luego guardarlas en una bolsa.