Estos tacos los recuerdo haber comido de dos formas, lo principal es que primero cuentes con un pollo que hayas hecho al horno o algún pollo deshebrado que hayas usado para hacer un caldo, el resto son las tortillas de maíz. Primero desmenuzas el pollo y lo envuelves en las tortillas de maíz.. ahh!, las tortillas tienen que estar calientes a la hora que formes los tacos porque de no ser así se romperán a la hora de darles la forma y los atraviesas con un palillo para que queden bien prensados, incluso puedes prensar hasta 3 tacos con un palillo, luego los llevas a un sartén lleno de aceite vegetal que este muy caliente y los dejas que se frían hasta que queden dorados de ambos lados. Ya que estén hechos los pasas a un plato con una servilleta de papel por debajo para que el aceite se absorba.

Estos tacos fritos los puedes comer como se dice comúnmente en México y son ya sea secos o mojados. Son secos cuando solo les pones encima lechuga picada, tomate en rebanadas, cebolla rebanada, aguacate, crema, queso y alguna salsa. Son mojados cuando los metes dentro de un caldo de pollo y le pones si prefieres jugo de limón, salsa, etc. A mi siempre me gustaron mas secos, aunque en invierno no caen mal dentro de un caldo. Y bueno en la foto solo he puesto los tacos fritos, si te gustan secos o mojados ya veras tu como los preparas.