Me gustan las sopas ligeras y rápidas, las cremas o bisques no las consumo casi nunca porque hacen que uno engorde mucho por la crema que es grasa, aunque no le quitan lo sabrosas que son. Esta es una sopa de papa sencilla y sin las extra calorías.

  • medio kilo de papa blanca cortada en cuadros
  • dos dientes de ajo picado
  • un pedazo de apio
  • una zanahoria cortada en juliana grueso
  • 150 gramos de tomate
  • 50 gramos de cebolla blanca
  • pizca de comino
  • sal y pimienta al gusto

Primero pones a hervir el jitomate en agua y ya que esta listo lo metes a la licuadora con la cebolla, sal y dos tazas de agua. Lo licuas bien y en una olla pones aceite a que se caliente y agregas los ajos a que se acitronen. Incorpora la salsa de tomate ya preparada y deja que se caliente, agrega todos los demás ingredientes y si hace falta mas agua agregar la que se necesite. Dejar que se cueza por 30 minutos a fuego medio alto. Retirar del fuego y dejar que se enfríe. Ya que esta fría sacarle las zanahorias y el apio y servir la sopa.