En un principio y cuando era un niño debo reconocer que no me gustaba la mostaza, es mas ni se la ponia a mis hot dogs, tuvo que pasar mucho tiempo para que le tomara mas aprecio a esta misma. Fue hasta despues en mis años 20’s que me empezo a gustar y entonces ya los hot dogs tenian que llevar mostaza, lo que pasa es que para que la mostaza se pueda deleitar en un platillo no tiene que ir en exeso, al menos eso creo yo, debe balancearse la porcion de la mostaza con los otros ingredientes del platillo para que entonces puede la misma mostaza incorporarse al sabor de todos los demas ingredientes. Por eso ahora que me dio una amiga esta receta de pollo en salsa cremosa de mostaza lo pense mucho por eso de mi tragico pasado de negador de mostaza, de todos modos me anime a cocinar este platillo y resulto todo un exito.

  • 500 gramos de pechugas de pollo
  • harina
  • sal y pimienta
  • una cucharada sopera de mostaza
  • 30 gramos de cebolla picada finamente
  • oregano y tomillo
  • 1/2 taza de crema de leche
  • 50 gramos de hongos
  • Queso(puede ser mozarela, provolone, suizo, pero que se derrita al hornear)

 

El pollo se sazona con sal y pimienta, despues se enharina y se frie en un sarten con aceite hasta que esta cocido, una vez que esta cocido se saca y se pone en un plato. Despues en el mismo sarten u en otro, se pone aceite y se frie la cebolla finamente picada y ya que la cebolla empieza a citronarse se le agrega la cucharada de mostaza, el oregano y el tomillo. Una vez que se ha hecho esto y que los ingredientes estan bien mezclados se le agrega la media taza de crema de leche y los hongos, una vez que esta salsa cremosa comienza a ponerse espesa se quita de la estufa.

En un recipiente largo para hornear se ponen las pechugas de pollo que se prepararon al comienzo y encima se le pone la crema que se preparo, luego se le pone queso encima y se mete al horno a que se gratine el queso y se saca del horno.