Dicen que la galletería o la elaboración de galletas con el empeño y dedicación que antes se le daba esta muriendo, por lo que a la elaboración de galletas a detalle se le llama a veces una especie en extinsión. Yo creo que esto se debe al costoso trabajo y a lo rápido que resulta comérselas de una sola mordida o dos. Yo en lo particular no soy mucho del gusto de varias galletas, aunque estas las hay de diferentes técnica y trabajo para su elaboración, las mas sencillas son las que usualmente mas se preparan, creo que preparar galletas de elaboración compleja y tardadas se da mas bien en algunas ocasiones en un ambiente en el que el tiempo no sea problema, ya sea por hobbie o si de negocio se trata porque quien las vaya a comprar tenga que solventarlas con mano de obra incluida.

Y es que galletas las hay de todo tipo, las hay de relleno así como esas que vienen rellenas de higos. También están las tipo sandwich que vienen en medio con una jalea, mermelada, crema, etc. Las hay también estructuradas como las checkerboard, en fin, una gran variedad.

Me he dado cuenta que ya no he estado tomando jugo de naranja desde hace ya varios meses y es que antes lo hacia por las mañanas en un licuado de jugo de naranja, plátano y avena. La avena tiene algo de fibra, no tanta como las leguminosas pero si tiene fibra soluble y si en algunas ocasiones me dan ganas de comer algo entre comidas suelo hacerlo con cualquier cosa que encuentro en la cocina. Por eso preparé estas galletas, al menos así puedo entre la mantequilla que estas tienen y el azúcar, incorporar un poco la avena esporádicamente.

  • 113 gramos de mantequilla suavizada
  • 120 gramos de azúcar refinada
  • 80 gramos de azúcar morena
  • 1 huevo
  • una cucharadita de vainilla líquida concentrada
  • una taza y un cuarto de avena
  • 125 gramos de harina
  • 3 gramos de polvo para hornear
  • 3 gramos de canela en polvo
  • 85 gramos de arándanos rojos que son cranberries
  • 55 gramos de nueces bien picadas

Primero prende el horno a temperatura media.

En un recipiente pones la harina, avena, polvo para hornear y canela, lo revuelves bien. En una batidora eléctrica pones los dos tipos de azúcar con la mantequilla y vainilla, lo bates hasta que tienes una pasta suavizada y agregas el huevo, lo revuelves hasta que el huevo queda incorporado y agregas la harina, canela, avena y polvo para hornear. Ya que esta todo bien mezclado agregas los arándanos y nueces, los revuelves bien y ya después en una cuchara grande sopera vas tomando pedazos de la masa de 50 gramos de peso y las vas acomodando en una charola con papel para hornear encima de la charola y vas acomodando las galletas formadas dándoles espacio entre estas mismas para que no se peguen a la hora de estar en el horno. Ya que tengas todas las galletas en la charola las aplanas un poco con la mano y las metes al horno por 15 a 17 minutos.