Cuando yo cocino generalmente preparo cosas sencillas y sin mucha grasa, aceite o crema porque evito que se disparen los altos números calóricos que las grasas ofrecen, de esa manera balanceo mis calorías y me mantengo al día con mi régimen alimenticio de los diferentes macro nutrientes. El secreto de cocinar bajo en grasa y con sabor consiste en usar especias, vinagres y otros aromas que le den sabor a la comida, de esa manera los platillos bajos en grasa mantienen su sabor.

Esta vez preparé la receta de fajitas de pollo y cuando las probé estaban muy sabrosas. Aunque unas fajitas por lo general cuando uno va a un restaurante son preparadas en la parrilla o incluso en la plancha, las que yo preparé fueron hechas en un sartén y no fue motivo de que salieran mal, tienen mucho sabor, sobre todo si las sirves en tacos con tortillas de harina como lo hice yo, además les puse salsa de pico de gallo y crema, eso les dio el toque final.

Marinado.

  • 3 cucharadas soperas de salsa worcestershire
  • 1 cucharada y media sopera de jugo de limón
  • una cucharada sopera de agua
  • una cucharada sopera de aceite vegetal
  • un diente de ajo picado finamente o una cucharadita de ajo en polvo
  • pimienta negra al gusto

Fajitas.

  • 450 gramos de pechugas de pollo
  • una cebolla blanca o amarilla grande en rebanadas
  • un pimiento morrón verde o rojo grande en rebanadas
  • aceite vegetal al gusto
  • tortillas de harina

Preparación. Mezcla todos los ingredientes del marinado y las pechugas de pollo las cortas en lineas o tiritas de un octavo de pulgada, después metes el pollo ya cortado dentro del marinado y lo dejas ahí por 20 minutos dentro del refrigerador. Lo sacas del refrigerador y en un sartén grande agregas el aceite, ya que este caliente el aceite incorporas las tiras de pollo a que se cuezan y se les quite el color rosado, les das la vuelta a que se cuezan del otro lado e incorporas las cebollas y los pimientos encima dándoles vueltas a que se mezcle tanto el pollo como las cebollas y pimientos. Así los dejas en el sartén dándoles vuelta de vez en cuando hasta que las cebollas y los pimientos se hayan cocido y no estén ni muy duros, ni muy aguados, mas bien a tu gusto. Te quedara algo de liquido en el sartén de lo que haya soltado la cebolla, pimientos y el pollo, es normal.

Y así te haces unos tacos de fajitas en tortillas de harina, con pico de gallo, crema, guacamole, salsa de tu preferencia, etc.