Esta salsa de origen vietnamita es muy picosa, yo me atreví a prepararla porque como estoy acostumbrado al picor de los chiles serranos sabia que podría tolerarla. Se sirve de acuerdo a mi libro con pollo hervido o al vapor, aunque también se puede servir con arroz o camarón.

  • una cucharada y media de jengibre fresco pelado y hecho pure
  • 2 chiles thai o chiles serranos
  • un cebollín, solo la parte blanca cortada muy delgada
  • un diente de ajo picado
  • una cucharada y media de azúcar
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas y media de salsa de pescado

En un mortero o molcajete pones los primeros 5 ingredientes y los mueles bien hasta que queda una pasta. Luego lo pasas a un plato ondo y le agregas el limón y salsa de pescado. Dejas que se desarrollen los sabores por 15 minutos y listo. Puedes dejarlo en el refrigerador por una noche.