Buttermilk es un producto que sobra después de haber elaborado la mantequilla(suero), la venden con diferentes cantidades de grasa, yo compré una de 1% de grasa. En México no recuerdo haberla visto hace mas de 10 años y no se si ahora la vendan o aun no. El buttermilk de 1% de grasa que yo use, realmente no tiene mucha grasa, tiene en una taza solo 3 gramos de grasa y 9 gramos de proteína, eso si, tiene un sabor algo ácido, pero no es alto en grasa, al menos no el buttermilk de 1% de grasa.

Es un dinner roll porque son pequeños panecitos, así como los bolillos, teleras, pambazos, etc. Yo prefiero hacer este tipo de panes aun por encima del clásico pan de caja porque al menos para mi gusto creo que los panes de este tipo tienen mas cuerpo y prefiero mejor una buena torta de jamón, pollo o lo que sea con este tipo de pan.

Es la primera vez que uso buttermilk en una receta, he leído que dicen que el buttermilk le da suavidad al pan. Mi pan esta en etapa de fermentación en este momento, así que aun no puedo decir que tal es el resultado, pero dejemos que ya este horneado y les cuento…. Ok ya están hechos y están ricos. Si los hubiese hecho mas grandes hubieran quedados perfectos para unas tortas, aunque no están nada mal para acompañarlos con una milanesa o una pasta. El buttermilk les da buen sabor.

  • un paquete de levadura en polvo de acción rápida que son 7 gramos
  • una pizca de azúcar
  • un cuarto de taza de agua tibia entre 105 y 115 grados farenheit
  • una taza de buttermilk tibia entre 105 y 115 grados farenheit
  • 2 cucharadas de azúcar o miel
  • la cascara rayada finamente de un limón
  • media barra de mantequilla sin sal derretida o 60 gramos de aceite de olivo
  • un huevo grande a temperatura ambiente
  • 10 gramos de sal
  • 610 gramos de harina para pan o harina de todo uso

Primero en un bowl pones el agua tibia, la pizca de azúcar y la levadura, revuelves bien y deja que fermente 10 minutos a que se ponga espumosa. Mientras tanto en el bowl de la batidora con la pala pones el buttermilk, azúcar o miel, rayadura de limón, la mantequilla derretida o aceite de olivo, huevo y sal, lo revuelves bien y después añades media taza de la harina y ya que esta revuelto agregas la levadura ya fermentada e incorporas el resto de a harina poco a poco y cambias la pala de la batidora al pico para masas mas pesadas. Le revuelves por 3 minutos aproximadamente y ya que esta la masa bien formada elástica la pasas a un bowl de metal engrasado y la tapas con plástico dejando que fermente por una hora y media a que la masa duplique su volumen.

Ya que ha fermentado la masa la pasas a una mesa y enharinas la superficie de la mesa. Divides en 2 la masa y formas dos cilindros de aproximadamente 2.5 a 3 pulgadas de largo. Con una espátula para cortar masa, cortas los cilindros en 8 partes iguales y cada una de las 18 masitas que te quedan les das forma ovalada. Las pasas a una charola engrasada o cubierta con papel para hornear y las tapas con plástico, dejas que fermenten por otros 30 minutos.

20 minutos antes de hornear los panes enciende el horno a 375 grados farenheit y con una brocha glaseas los panes ya fermentados con una mezcla de un huevo entero o una yema de huevo, una cucharada de leche o de crema, esto lo revuelves bien y con esto glaseas con la brocha cada pan por encima. Ya que estén glaseados espolvoreas semillas de ajonjolí, amapola o fennel si así lo deseas y con un cuchillo de sierra les haces un corte de cruz encima a cada pan. Los cortes que no sean mas de un cuarto de pulgada de profundidad. Los metes al horno por 15 a 18 minutos o hasta que estén dorados de encima. Si metes las 2 charolas al mismo tiempo, recuerda pasar la charola de abajo a arriba a la mitad de cocción para que se horneen de igual manera y no se queme mas la de abajo o a de arriba.