A veces parece que si voy a paso de tortuga porque esta receta es una de cuatro que me mandaron el 6 de septiembre pasado para que las preparara y apenas con esta receta sera la tercera que preparo. Tal vez al rato mismo o mañana a mas tardar preparare la ultima ensalada que me falta y así habré hecho ya las 4 recetas que me mandaste Mildred. Estas brochetas de pollo me recuerdan a unas tipo barbecue que preparan en los bufetes chinos, aunque la verdad estas estan mucho mejor, gracias otra vez Mildred. La receta para el adobo de esta receta bien puede alcanzar hasta para un kilo de carne, así que si solo quieren preparar menos solo hagan la mitad, eso si, si les gustan las brochetas remojadas en bastante salsa en la mesa mejor hagan toda.

  • pechugas cortadas en dados
  • palitos de bambó

Vas insertando los daditos y armas las brochetas.

Adobo.

  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 1 cucharadita de jugo de jengibre
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 3 cucharadas de salsa de soya
  • 1/4 taza de jerez o un vino dulce
  • 3 cucharaditas de aceite de sésamo o de ajonjolí
  • sal y pimienta al gusto
  • Semillas de ajonjolí para espolvorear

Las brochetas armadas las pones en la parrilla, lo ideal es en una plancha para que vayas impregnándose de la salsa. Con el adobo y una brocheta comienzas a barnizar las brochetas, hacerlo algunas veces mientras se asan, de tal modo que se van caramelizando con la salsa e impregnándose del sabor del adobo. El fuego no debe ser muy alto, mas bien medio para que no recocines el pollo. Finalmente para servir las espolvoreas con el ajonjolí tostadito ligeramente. Si deseas incorporar el adobo a la mesa, la cocinas con una cucharadita de maicena disuelta para que espese, y la sirves en una salsera

Si usas las brochetas de carne de res o de cerdo, marinamos las brochetas por una hora, antes de asarlas, recuerda que son carnes mas duras.